sábado, 2 de julio de 2016

No se

Quise verlo desde otra óptica, quise saber como se vería desde otros ojos, o quizás solo quería no verlo a través de mi mima. Quise verlo desde otra óptica, entonces llene un vaso con vodka, y cuando encontré el final miré desde él. Las cosas desde el fondo de mi vaso ya tenían sentido, al menos un poco más del que parecían tener desde mis ojos.
Recuerdo esa vez que una conocido me dijo desde atrás de una barra que elija lo que quiera, horas después escupí un arcoiris por la boca, y de mis dedos salieron los mensajes mas bochornosos de mi historia. El amor tiene eso, no importa que tanto haya durado lo bueno, cuando lo malo se hace visible, entendemos que hay cosas que es mejor abandonar. Esa fue la útima vez.
Me pierdo, ni siquiera estoy corriendo en círculos,  mis dedos tipean lo que se les canta, y yo trato de liberar a mi mano derecha de su tarea para que me alcance el vodka a la boca.
Seguramente ahora esté brindando, seguro no recuerde que por un momento deseó que yo estuviera ahí para aplaudir. Quizás no lo recuerde, pero yo si, yo lo recuerdo porque me heló el corazón en un segundo, me tuvo en vilo, me mareó, me hizo caer y me dio la mano para que me levante. Lástima que sean las manos mas inestables que haya conocido en mi puta vida.
Seguramente ahora se esté riendo y hablando a gritos, y seguramente alguien al leer esto se de cuenta que alguna vez escribí algo igual. Si, yo lo recuerdo, alguna vez dije que seguro él estaba pensando en mi, o en ella, o en otra ella. Y acá estoy, de nuevo tocando el mismo tema de los noventa.
Todo llega para el que sabe esperar, dicen, lo curioso es que yo ya dejé de esperar hace rato, dejé de imaginar que él podía sacarme una sonrisa hace mucho, y aún asi, habiendo dejado de esperar, llegó. Las cosas siempre me llegan cuando no las necesito, cuando no las quiero o cuando no tengo donde ponerlas.
Y si, mañana voy a leer esto y no va a tener sentido, porque no iba a  hablar de él, porque a quien le importa él? Yo estaba acá para hablar de otra cosa.

No hay comentarios: