sábado, 2 de julio de 2016

Publicar.

Reviso y vuelvo a revisar, como volviendo a vivir esos momentos inútiles de mi existencia, como quien relee un libro porque cree que no lo entendió.
Reviso, vuelvo a revisar, releo mis palabras porque en realidad ni siquiera yo me entiendo, llegamos a una era de compartir todo, menos lo realmente importante. Publicar, compartir en facebook, twitter, círculos de google, y en 30 redes mas repletas de gente a la que no le importas. No quieren ver tu desayuno lleno de colores, no les interesa compartir eso con vos, solo interesa que compartas el suyo.
Sigo revisando, cada tanto alguien se asoma, entonces dejo de inspeccionar mis vacíos y le dedico a un rato a ese nuevo rostro, a veces viejo. Tan interesante que me lleno de leer y me aburro de tanto imponerme el entendimiento.
Vuelvo a mi, me leo de atrás para adelante y me entiendo un poco mas, así que es hora de que los demás lo hagan también, pero mejor no me muestro con palabras, mejor busco una foto que compartir, algo que hable de mi y mis vacíos, algo que me identifique y los identifique a ellos, porque nadie entiende lo que no conoce, y si no se ven reflejados no van a entender. No hay nada para mostrar, porque no pasa nada, no me moví, voy a subir esta foto vieja, o esta de mis zapatos nuevos. Quizás un día aprenda a quedarme en las sombras si no hay nada para comunicar.

No hay comentarios: