domingo, 28 de agosto de 2016

The pill

-Women (and I'm sure, positive, that this applies to men as well) shouldn't wait for the perfect mate to just roll onto their lives, they should settle sometimes for Mr. or Mrs. Good Enough.


Busco por horas una película que ver, elijo una de las que quedaron en la lista de cuando miraba todas películas románticas con final feliz. A la media hora se torna complicado, el protagonista empieza a hablar de lo que hablaba una hora antes con mi amiga, la idea del amor, esa noción de que cuando llega cambia todo y deja la habitación patas arriba mientras vos solo sonreís. Fred empieza a decir que a veces es cuestión de conformarse con la persona "Lo suficientemente buena" en lugar de esperar a la persona perfecta. El muy cagón le esta dando a la protagonista el mismo consejo que, tiempo después vamos a darnos cuenta, él venía aplicando a su vida.
No me quiero conformar, a veces pienso que ya sentí del amor todo lo gigante que podía sentir, que todas esas tormentas en el corazón que aparecen cuando encontrás a alguien nuevo ya no se van a repetir, y que quizás él tiene razón, quizás de verdad hay que dejar de buscar magia en todos lados y empezar a ser mas realistas. Pero no, no me quiero conformar, si ya sentí todo lo que había para sentir, quiero sentirlo de nuevo. Por un segundó sentí que estaba en el sillón de Lucas, era verano, nunca pisé esa casa a baja temperatura. El ventanal del balcón estaba abierto y yo estaba fumando un cigarrillo, me vi desde afuera y creí verme feliz, pero no, ahora que veo a la distancia, meses lejos, tormentas de por medio, hubo bastante vacío, nos tolerábamos, nos turnábamos con la música y con las compras, pero jamas desarrollamos esa conexión que parecen tener todos a mi alrededor. Aún así mantengo el cariño, no nos enamoramos, seguramente no lo hubiéramos hecho, entonces veo todo ese verano desde este invierno a destiempo y entiendo que todo fue para mejor, que valió la experiencia, que algo seguro aprendimos, y que hay personas que no necesitan marcarnos a fuego para dejar su huella en nosotros, así como tampoco todo el que entra necesita ser definitivo, algunos aparecen para dar una lección, otros sólo para que disfrutemos de ellos, 
Y acá estamos, él volvió de Irlanda y pareciera haber encontrado lo que buscaba, aunque solo él puede saber si es así o si está conformándose. yo sigo en el camino, ni rendida ni conforme.

No hay comentarios: