viernes, 16 de septiembre de 2016

Debemos

Me habla de la nada y ya caí, pero nuestras conversaciones no duran mas que una tarde, y nunca dos tardes seguidas, suelo automáticamente recordar un viejo prejuicio que formé sobre él y entonces mis respuestas son bastante vacías, no querría que me guste alguien como creo que es él. Fingimos tener algo de que hablar, como todos los que fingen conocerse pero en realidad no saben nada.
Me acuerdo que me gusta, al menos físicamente, pienso que deberíamos coger, y en mi cabeza ya estoy armando planes, me pongo psycho, fabulo, empiezo a buscar eventos futuros. Nada. "Pienso que deberíamos coger" le digo entonces. Se queda duro, me da un beso y empezamos a caminar, Abro lo ojos, seguía frente a la pantalla escribiéndole sobre celulares y otras hierbas. Quizás debería decirle que tenemos que coger. Dejamos de hablar, entonces ya no pienso eso, pienso que debería por primera vez empezar a hablarle yo otro día, en unos días. Mañana imposible, va a saber  creer que me tomé en serio la primer frase de hoy.
Igual, si, mejor mañana, si cuento con suerte quizás logre un plan para este finde, por mas que en mi mente ya escucho el grito de Netflix viniendo a por mi.

No hay comentarios: