jueves, 8 de diciembre de 2016

Compañía

Lucas me agradeció por la compañía, no pude hacer lo mismo y ahora siento que me está en deuda, que hay algo que dejé en Palermo que tiene que volver a mi en algún momento, pero no. Ya me había dejado a mi misma ahí hace dos años, y sin embargo ahora que ya pude encontrarme, no me retiro, sigo un poco ahí aunque sin ganas, sin un convencimiento, sin saber por qué.  Siempre llego a su vida cuando los psicologos estan cerca, pero no es casual, porque es él quien me llama. Sigo un poco ahí aún cuando está a tres colectivos de donde realmente querría estar.
Estoy cansada de ser el hombro del mundo, el hombro de ellos, soy un hombro en el que se caen las lágrimas equivocadas, escuchando problemas equivocados
pero nunca les digo que no
y no se por qué

No hay comentarios: