sábado, 21 de enero de 2017

Fin.

Camino descalza sobre el piso de madera, la planta del pie resuena como una bala cada vez que golpea, cada una de esas balas me habla de un final, se terminó la vida prestada en este dos ambientes bien ubicado, se terminó la paz de la soledad (y el llanto a cualquier hora tambien). Se terminó Juan, otra vez, seguro no la ultima, seguro se termine 20 veces mas y el jamas se entere. Se terminó el dormir media hora mas, la libertad. Se termina todo siempre y aún así me dispongo a empezar de nuevo, como sin saber que todo tiene un fin.
Nunca más voy a tomar un remís hasta tu casa, mejor me quedo durmiendo, mi cama está mas segura de querer estar conmigo, yo estoy mas segura de querer estar conmigo, aunque no me quiera ni ver en el espejo, no puedo seguir engañada por mi mente, no puedo seguir pretendiendo que esto cambie a mi gusto. Vas a cambiar, si, pero no para donde yo quiero. Nunca me vas a llamar porque querés estar conmigo, me vas a llamar por sexo, o por tristeza, y no puedo tolerarlo mas..
Me elijo a mi
aunque no me pueda ni ver
me elijo a mi, aunque no me entienda
Al menos hoy, me elijo a mi, ya veremos la próxima vez que llames

No hay comentarios: